Tu perro no puede vivir de sobras

Si necesitamos que nuestro perro goce de buena salud y que esté sano, habrá que comenzar por alimentarlo bien. Esto no significa darle mucho sino hay que tener en cuenta la calidad y la cantidad de lo que come; exactamente igual que haríamos para una persona.

Antiguamente se consideraba al perro como un adorno de porcelana pero ya no.

Es cierto que un perro se come todo lo que le ofrezca el amo, pero una alimentación a base de sobras no es exactamente lo mejor que se le puede dar.

Tan malo como que viva de sobras, es darle solo carne y huesos. El aparato digestivo de un perro es el de un animal carnívoro. Sin embargo, la convivencia con los humanos ha hecho que se adapten a una dieta mucho más variada, y hoy en día necesitan algo más que carne.

Como esto no es una enciclopedia culinaria canina, no entraremos en detalles de elaboración de menús, ni descripción de dietas. Lo que vamos a hacer es listar una serie de detalles a tener en cuenta, y algunos consejos útiles.

No hace falta complicarse con el menú. Hoy se pueden encontrar en los comercios suficiente cantidad de alimentos que ya están pensados para que el perro esté bien nutrido. No tengas reparos en preguntar a tu veterinario favorito, o mejor aún, al criador que te ha vendido el perro (si le has conseguido de esta forma). Ellos te aconsejarán bien en base a su experiencia.

Si el perro es de raza, es más interesante hablar con la persona que te lo vendió, ya que suele tener conocimientos más detallados acerca de la raza del perro, y te puede aconsejar si es conveniente añadir algún tipo de complemento a la dieta, de acuerdo con las características del perro.

 

Fuentes: http://www.gorinkai.com/webppa/alimcuid.htm